dijous, 25 de març de 2021

Danny L Harle. Harlecore. (2021)


Es música de clubbing. Con auriculares a volumen “altito” no cuesta nada imaginar los rayos laser rebotando por la habitación.

La mayoría de los temas son más de sofá que de saltos en la pista.

Como era de esperar y desear en unos tiempos poco favorables a la socialización y con el clubbing practicamente borrado del mapa europeo.

Tal vez por eso, por esa sensibilidad hacia la realidad actual, el disco se hace especialmente agradable y agradecido.

No solo para bailongos juveniles.



Cap comentari:

Publica un comentari