dijous, 2 de juny de 2011

Camino, casa, farola.

¡Ay, las interferencias! Solo queda aliarse con ellas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada