dijous, 28 d’octubre de 2010

Desde mi ventana

Estoy convencido que me adaptaría a la vida de un pequeño pueblo, pero me gusta la vida urbana. Vivir en la ciudad.
También me gusta vivir en pisos bajos, desde los que uno puede asomarse a la calle y ver lo que ocurre.
Muchos ya sabeis que frente a mi casa hay una iglesia. He visto un montón de salidas de misa, la alegría del arroz a los recién casados, la tristeza de un funeral y el estar bién puesto en la primera comunión. He conocido a los mendígos que se acercan por ahí y a las parejas que, por la noche, buscan esas escaleras para intentar reencontrar su relación.
Hace unos días, sobre las 11 de la noche, llega un hombre sin hogar. Se tumba junto a la puerta y duerme. Antes de acostarme, fumando el último cigarrillo del día al aire fresco de este Otoño cálido, desde la ventana, me hace pensar. En la exclusión social, en que eso de la igualdad de oportunidades no vale para todos y en que no acabamos de tener resuelto, ni mucho menos, el tema del "mundo feliz". Cuando salgo, por la mañana, hacia el trabajo, todavía está ahí.
Ahora mismo son las diez menos diez de la noche. Posiblemente aparecerá pronto.
Mientras tanto:

dimarts, 19 d’octubre de 2010

diumenge, 17 d’octubre de 2010

Limpieza de recuerdos

Generalmente, las fotos, no se tiran. Por eso me sorprendió ver esta fotografía, grande, montada en madera para ser colgada, abandonada junto a un contenedor.


Inevitablemente pensé en el motivo que llevó a su propietario a tirarla a la basura. Posiblemente, su contemplación le producía dolor, o rabia, o ambas cosas. Tal vez, simplemente, indiferencia ante un recuerdo sin sentido. Necesidad de hacer limpieza.

diumenge, 10 d’octubre de 2010

dimarts, 5 d’octubre de 2010

La diputación de Barcelona

Siempre me ha llamado la atención el contraste entre los dos edificios que componen la sede de la diputación en Barcelona. Se percibe una cierta agresión del bloque moderno de Correa y Millá hacía el palacete de Puig i Cadafalch.