diumenge, 4 de novembre de 2012

Para esos dias de melancolia

Domingo. Ultima hora de la tarde


Salir de casa. Hace un rato. La calle húmeda por la lluvia reciente. Andar despacio. Con las manos en los bolsillos. Me cruzo con bastantes personas mayores. Que habrán salido a hacer algo de ejercicio. Algunos, los menos, acompañados. También parejas. No se si vienen o van. Supongo que habrá algo de todo. La mayoría se ven contentos.
Mi rostro en la pantalla del cajero. Con 20 euros bastará. Una vuelta a la manzana. Apetece pasear un poco. Algún bar abierto. Coches que cruzan. Poca cosa más. En el súper si hay ambiente.  Compras de domingo por la tarde. Cenaremos Bratwurst y ensalada con atún.
La pareja de rumanos, en la iglesia de delante de casa. Con su hijo que ya va creciendo. No me piden. Nos saludamos sin hablar.
Pienso que esta especie de Manhattan barcelonés, que es el Eixample, es un buen lugar para vivir.


dissabte, 3 de novembre de 2012

Es doloroso dejar atrás trocitos de vida


Una amiga (Judith Pita) escribió: 
Sí, hombre, tu taquilla es un trocito de tu vida, una minicasa en el trabajo. A veces tienes cosas dentro de las que ni te acordabas. Esas, por la razón que sea, han sido abandonadas, dejadas atrás en el tiempo, en la vida...una mudanza...el turno de tarde, Inma, Yolanda...se han ido...y han quedado ahí los ecos de los codazos en el vestuario, anécdotas del turno, risas y llantos, enfados, indignaciones,...quedan los restos de esas vidas y soledad...