dimecres, 28 de desembre de 2016

Arroz con hongos

Unos ingredientes algo distintos para el arroz de siempre.
Necesitamos:
- Arroz variedad bomba.
- Manojo de ajos tiernos.
- Ceps deshidratados (boletus edulis).
- Tiras de jamon finitas (la cajita que venden en el super)-
- Una morcilla asturiana (la del compango para la fabada).
- Un tomate maduro
- “Chorretón” de aceite de oliva
- Vino oloroso: Medio vaso.
- Sal.
- Agua: 3 veces el volumen del arroz.
Quince minutos antes de empezar, ponemos las setas deshidratas en un cuenco con agua caliente. ¿Porque no setas frescas ahora que estamos en otoño? El agua donde van a hidratarse va a coger color y sabor. Este caldo le va a ir muy bien a nuestro arroz. :)
Quitamos el tallo verde de los ajos tiernos y los cortamos a trocitos de un centímetro. Aproximadamente. No es cirugía esto.
Los agregamos a la paellera con el aceite. Fuego suave para que no se quemen. Cuando cojan color, agregamos la morcilla. Previamente le habremos quitado la piel y desmenuzado con los dedos para que quede en trocitos sueltos.
Damos una vueltas con la pala de madera y cuando esté suficientemente hecha, agregamos las tiras de jamón. Cuando cambien de color rallamos un tomate maduro.
Vamos removiendo. Cuando el tomate esté cocido (menos de 5 minutos) añadimos un vasito de moriles (o algún vino blanco seco y potente) y las setas. Dejamos que evapore.
Es el momento de agregar el arroz y darle vueltas para que se impregne de todos los ingredientes.
Finalmente añadir el agua donde estaban los hongos y del grifo (o envasada, depende de donde viva cada uno y las manías que tenga en este punto) respetando la proporción comentada: 3 partes de agua por una de arroz.
Hervir a buena potencia durante 7 minutos. Después, bajar el fuego al mínimo para que “burbujee lentamente” durante 8 minutos más. Probar el punto de sal. Durante los 15 minutos que va a durar la cocción del arroz es conveniente remover ligeramente (un par de vueltas) unas 5 o 6 veces para que quede meloso. Hay arroces que han de quedar secos, ¡prohibido removerlos!, pero este es mejor si queda meloso (no caldoso, ni tampoco es un rissotto) 
¡Bon profit!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada